#Judicial  El hombre tenía libertad condicional sobre una condena de 10 años por homicidio.

La Fiscalía General de la Nación informó sobre el encarcelamiento de Ancízar Mejía Molina, de 34 años, quien estaba imputado por cargos de violencia intrafamiliar agravada en concurso homogéneo y sucesivo, por múltiples y violentas agresiones en contra de su pareja sentimental.

Mejía fue capturado el pasado 13 de enero en el barrio Popular de Cali, Valle del Cauca, por agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), con apoyo de agentes de la Policía Metropolitana (Mecal), luego de que la mujer se cansara de los constantes ataques y lo denunciara ante la justicia. La orden de aprensión fue emitida por el juez 9º penal con control de garantías.

Según el informe del ente acusador, los hechos que finalmente resultaron en la denuncia penal se dieron el pasado el 17 de agosto de 2020, durante uno de los episodios de maltrato en una vivienda del barrio La Sultana, de la misma ciudad, la mujer quedó inconsciente por los golpes recibidos en la cabeza, cosa que al parecer quedó evidenciada en un informe médico.

Además de ese suceso, la víctima también indicó que “desde hacía varios meses venía siendo objeto de agresiones físicas, verbales y psicológicas por parte de su pareja”. De igual forma, indica el reporte, hubo ocasiones en las que el hombre le quemó la ropa.

Si bien Mejía no aceptó los cargos que se le imputan, y no se conoce de cuánto tiempo es la pena carcelaria o en qué centro penitenciario la pagará, sí se supo que se encontraba en libertad condicional, por una condena de 10 años dentro de un proceso penal por el delito de homicidio. Vale recordar que, según el Código Penal colombiano, la violencia intrafamiliar otorga de cuatro a ocho años de prisión, a los que se le suman entre la mitad y tres cuartos del periodo determinado por el juez si los hechos son en contra de una mujer.

Se trata de un flagelo que cada vez preocupa más en el país. Según el más reciente reporte del Instituto Nacional de Medicina Legal en el período de enero a octubre de 2020 evaluaron 43.331 hechos de violencia intrafamiliar en Colombia, de éstos, 24.274 —la mayoría de los ataques— fueron por violencia física y psicológica contra las mujeres dentro de los hogares colombianos.

Cabe resaltar que, solo durante las primeras semanas de pandemia, el Observatorio Colombiano de las Mujeres, establecido por la Vicepresidencia de la República, indicó que el número de llamadas a la Línea 155 por violencia intrafamiliar aumentó 142 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, hasta una cifra de 1.674 reportes, de los cuales el 9 por ciento proviene del Valle del Cauca. Para el periodo entre el 25 de marzo y el 28 de mayo, la cifra ya era de 6.226, lo que indica un crecimiento del 162 por ciento. El 9,7 por ciento eran de dicho departamento.

De acuerdo con un reporte de la Policía Nacional, durante 2020 se recibieron un total de 113.443 denuncias por violencia intrafamiliar a nivel nacional, de las cuales 79.910 fueron contra mujeres. De estas, 9.058 fueron reportadas desde el Valle del Cauca y 4.982 de estos últimos, en la ciudad de Cali.

#quepasaencalive con información de Infobae