#Internacional La investigación, llevada a cabo en la India, demostró que aquellos que utilizan gafas son menos propensos a infectarse dado que se frotan menos los ojos, una de las vías por las que ingresa el virus al organismo

El informe sugiere que las mascarillas siguen siendo el método más seguro para evitar infecciones, pero la combinación con los anteojos aumenta la protección contra la enfermedad de COVID-19.

La investigación afirma que la relación entre los anteojos y las tasas de infección más bajas no se debe a que las gafas sean particularmente efectivas para combatir infecciones respiratorias, sino que las personas que las usan tienen menos probabilidades de frotarse los ojos y, por lo tanto, menos probabilidades de contraer COVID-19, según informa el medio The Independent.

Hasta el momento se conoce que el virus puede ingresar por la boca, la nariz o los ojos.

En el estudio publicado en el sitio web medRxiv, que aún no fue revisado por pares, los investigadores analizaron a 304 personas (223 hombres y 81 mujeres) en un hospital en el norte de la India durante dos semanas. Los pacientes tenían entre 10 y 80 años, y todos habían informado que presentaban síntomas de coronavirus.

De las 304 personas estudiadas, el 19% aseguró que usaba anteojos la mayor parte del tiempo.

Los investigadores descubrieron que los voluntarios se tocaban la cara hasta 23 veces por hora en promedio, mientras que sus ojos alrededor de tres veces en 60 minutos.

Así, llegaron a la conclusión de que el riesgo de contraer coronavirus era dos o tres veces menor entre quienes usan anteojos dado que, según el informe, “tocarse y frotarse los ojos con las manos contaminadas puede ser una ruta importante de infección”.

“El uso prolongado de gafas puede evitar que los ojos se toquen y se froten repetidamente”, sostienen los científicos.

Previo al estudio, médicos recomendaron a las personas que usan lentes de contacto que comiencen a utilizar anteojos para tener menos probabilidades de contraer la enfermedad de COVID-19, según The Independent.

Finalmente, distintos científicos se dedicaron a estudiar el efecto del uso de anteojos en las tasas de infección de coronavirus. En septiembre, investigadores en China publicaron un artículo en Journal of American Medical Association Ophthalmology, que fue revisado por pares, que mostró que las personas que usaban anteojos tenían cinco veces menos probabilidades de enfermarse con COVID-19 que las personas que no las usaban. Los expertos en ese momento dijeron que era demasiado pronto para sacar conclusiones de la investigación.

#quepasaencalive con información de Infobae