#Nacional Al párroco William Eduardo Alfonso Gómez se le imputaron los delitos de acto sexual y acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

El diario El Tiempo conoció el testimonio de David, el joven de 13 años que habría sido abusado sexualmente por William Eduardo Alfonso Gómez quien era el sacerdote de la parroquia del barrio San Martín en la localidad San Cristóbal, al sur de Bogotá.

El joven, quien fue abusado carnalmente desde los 13 hasta los 19 años, aseguró que tuvo que aprender a “llorar solo y gritar en silencio” porque sentía culpa de lo que el cura le hizo en el año 2010. David le contó al matutino que estaba en grado séptimo cuando ocurrieron los hechos y su madre era catequista de la iglesia en la que fue violado.

David aseguró que el cura le ofreció trabajo a su mamá porque llevaba vario tiempo sin una estabilidad laboral y por eso fue como un salvador para ellos. El joven relató que cuando salía del colegio iba a la iglesia a ayudarle en el trabajo a su madre debido a la situación económica que vivían.

El joven aseguró a El Tiempo que el cura Alfonso Gómez comenzó a pedirle que limpiara sitios lejanos y solos como “objetos en la biblioteca, libros o porcelanas de su habitación personal”. Desde ahí, contó el joven, comenzaron los comentarios pasados de tono, el cura se le desnudaba de frente y le mostraba los tatuajes que tenía alrededor del cuerpo.

La víctima reveló a ese medio bogotano que el cura lo empezó a acosar durante cinco meses hasta que ocurrió el primer abuso sexual en la casa cural. David contó que el cura lo engañó y le pidió que fuera misa después del flagelo. Tiempo después, no dejaba que la mamá de David lo acompañara, sino que pedía que él fuera solo para, según la víctima, aprovechar y violarlo.

Según David, el cura le regaló un celular con el que él comenzó a recopilar pruebas de los abusos del líder religiosos, quien le pedía el celular a su víctima para encontrar nuevos menores de edad a quienes abusar. David asegura que Alfonso usaba perfiles falsos para engañar a otros infantes y así cometer estos graves delitos.

Finalmente, el hombre cayó en manos de las autoridades. Un fiscal de la Unidad de Delitos Sexuales de la Dirección Seccional de Bogotá presentó ante un juez con función de control de garantías al párroco, quien presuntamente abusó sexualmente de un joven desde que este tenía 13 años hasta los 19 años.

En audiencias concentradas, realizadas ante el Juzgado 12 Penal Municipal, con función de control de garantías, se legalizó la captura, se formuló imputación por los delitos de actos sexuales con menor de 14 años, acceso carnal con menor de edad, acto sexual violento y acceso carnal violento, todos estos agravados. Dichos cargos fueron aceptados en su totalidad por el sacerdote. El juez le impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, tras avalar la solicitud de la Fiscalía.

#quepasaencalive con información del Tiempo