Es difícil creer que un sacerdote ponga su sotana a un lado, por unas horas, para dedicarse a la vida fitness. Este es el caso de Oskar Arngården, un sacerdote sueco que decidió servirle a Dios y tener un cuerpo atlético.

Sus fotos se han vuelto virales, debido a su pronunciada musculatura, pues es un fanático del CrossFit por eso lo catalogan como el sacerdote más bello y musculoso del mundo.

https://www.instagram.com/p/B1_81pRIi-k/

El cura es un joven de 35 años que es feliz profesando la palabra de Dios a sus feligreses. A los 27 años decidió que lo mejor para él era consagrarse como clérigo de la iglesia, como lo reseñó El Tiempo.

https://www.instagram.com/p/B1UPqUSIwtZ/

La mayoría del tiempo, Oskar se dedica a impartir sus prédicas en la iglesia luterana ‘Vaksala’, en la ciudad de Upsala, Suecia.

https://www.instagram.com/p/Bm1Ta5jAhXT/?utm_source=ig_embed

Pero, en su perfil de Instagram no solo comparte sus rutinas de ejercicios, sino también envían mensajes inspiradores basados en los versículos de la biblia.

Su primera pasión es servirle a Dios y la segunda los deportes, por eso ejerce como entrenador personal. Incluso, antes de ser sacerdote, practicaba artes marciales mixtos y boxeo tailandés.

https://www.instagram.com/p/By5KNPMITFh/?utm_source=ig_embed

Oskar Arngården es un claro ejemplo de que no hay excusas para hacer ejercicios y estar en comunión con Dios, lo único que se necesita es disciplina y enfoque.

Fuente : Colombian