#Nacional El senador del Polo explicó que el principio de igualdad en la democracia llama a que los parlamentarios sean tratados como lo que son: ciudadanos a secas. La propuesta va de la mano con la de la reducción del salario de los legisladores.

Junto con la discusión de reducir el salario de los congresistas, que asciende a un poco más de 34 millones de pesos, algunos sectores de la oposición insisten en que a los parlamentarios también se les deje de llamar “honorables” por el cargo que ostentan.

La idea es del senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, quien desde el año pasado ha planteado que es una palabra innecesaria y colonial, y que por ello debería desaparecer a la hora de referirse a los congresistas. De hecho, esta disposición se incluyó en el proyecto de acto legislativo 09 de 2020, de autoría del senador Gustavo Bolívar, de la lista de los Decentes, que buscaba la reducción del salario del Congreso.

“Lo vamos a revisar y relanzar. En este contexto esperamos que no tenga oposición del Gobierno. Estamos valorando cómo será el asunto, si lo vamos a plantear de la misma manera o si hacemos algo que suscite consenso, modificarlo en su forma, no en la esencia”, contó Cepeda. Esto porque dicha iniciativa no logró su primer debate y murió archivada.

En ese primer intento, el artículo tercero del proyecto establecía que los congresistas de la República serían catalogados como senadores, senadoras, o representantes a la Cámara, según la corporación que integraran. “En consecuencia, se abstendrán de referirse a ellos mismos como honorables, así como a emplear cualquier otro calificativo de similar condición para hacer referencia a ellos u otro miembro del Congreso”, dictaba el apartado que no vio la luz en su trámite legislativo.

La idea en marzo es radicar un nuevo proyecto que busque la reducción del salario de los congresistas, en el que se incluya nuevamente esta disposición. Una batalla que, parece, no será fácil, pues a los ojos de Cepeda varias bancadas dicen a la opinión pública que rechazan el aumento a su ya alto ingreso, pero no apoyan este tipo de iniciativas que se han discutido por lo menos desde 2013.

Así mismo, hizo énfasis en que los congresistas se presentan como si hubieran defendido este tipo de proyectos y que en la realidad no es así. “El Centro Democrático ha sido un opositor férreo a esto y ahora quiere parecer favorable a la iniciativa de la rebaja salarial. Han hablado de congelar los salarios, pero no es lo mismo que reducirlos de manera significativa”, concluyó.

#quepasaencalive / El espectador