#Nacional De los 11.644 entrevistado en la encuesta Pulso Social, revelada este jueves, el 64,8% manifestó estar interesado en aplicarse la vacuna contra el coronavirus.

En su séptima entrega, la encuesta Pulso Social del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DIAN), revelada por Daniel Oviedo, director de esa entidad, en la mañana de este 25 de febrero, dejó ver que, de los colombianos encuestados, que en su totalidad fueron 11.644, un 64,8% aceptaron que sí se pondrían la vacuna que pretende combatir la infección del coronavirus.

De una muestra recolectada desde el 11 de enero hasta el 7 de febrero, en 23 ciudades del país, se concluyó que los colombianos habrían cambiado su perspectiva frente a la vacuna, teniendo en cuenta los resultados de sondeos previos en comparación con este último entregado por Oviedo, durante este jueves.

En una recolección de opiniones respecto a la percepción de la vacuna entre noviembre y diciembre del 2020, el Dane informó que, de la muestra poblacional que entrevistaron, 44,2% y 40,1%, respectivamente en dichos meses, aseguraron que no se vacunarían para combatir la covid-19.

Juan Daniel Oviedo, quien hizo públicos los resultados, y explicó punto por punto cada una de las preguntas hechas a los más de 11.000 ciudadanos, aseguró que el aumento en la confianza sobre las vacunas, que ya empezaron a ser aplicadas en diferentes ciudades del país, es de casi 10 puntos porcentuales, ya que se acerca al 70% de la población que estaría interesada en inmunizarse.

En la entrega anterior de la encuesta Pulso Social del Dane, los ciudadanos, que fueron la mayoría, el 65%, argumentaron no querer ponerse la vacuna debido a información que circulaba en internet y que, según explicó Oviedo en ese entonces, era totalmente falsa.

“La principal razón por la que los encuestados no se aplicarían la dosis es por los potenciales efectos adversos que pueda ocasionar”, dijo el director quien además relató que, para esos días, las cadenas de desinformación asustaban a los ciudadanos: se rumoraba que las vacunas, entre otras cosas, traían microchips con los que pensaban dominar a quien se aplicara la dosis.

De acuerdo con Oviedo, durante la evaluación de esa anterior entrega, otra parte de los colombianos consultados, que aseguraron que no les interesaba ponerse la vacuna, manifestaron que no lo harían porque no la consideraban lo suficientemente efectiva como para ponerla en sus cuerpos.

#quepasaencalive con información de Infobae